FANDOM


Episodio 3: La Sombra
Temporada 1, Episodio 3
Portada 13
Información
Estrenado 7 de diciembre del 2017
Historia Afrilina
Diamond Girl
AppleShiny!~
SekkiCat
Episodios
Anterior
"Reencuentro"
Siguiente
"Contra el Gobierno"
La Sombra (, Kage en japonés) es el tercer episodio de la primera temporada de la serie.

SinopsisEditar

{En construcción...}

TranscripciónEditar

(Se ve el cielo nocturno. La imagen comienza a descender hasta que se ve un pequeño callejón de Hanebatan, con un edificio de pisos en muy mal estado. De pronto, un gran grupo de soldados dirigidos por la mujer vista en el episodio anterior, Komaru Horī, corre hacia el edificio y rompe la puerta principal a golpes para luego empezar a subir las escaleras.)

(La escena va cambiando intermitentemente a lo que parece ser el interior de un piso, todo a oscuras. Una chica rubia corre por un pasillo hasta llegar a una habitación donde hay dos chicas más, una de ellas pelinaranja con dos coletas y la otra de pelo castaño claro hasta los hombros.)

??? (chica rubia): Tenemos problemas. Los soldados ya están aquí… Les he visto llegar por la ventana. ¡Isa, te dije que te dieras prisa!

??? (chica pelinaranja, Isa): Tranquila, tengo un plan B. Déjame enseñártelo.

(Rápida, pero sin prisa, Isa abre el armario de la habitación e introduce su mano por un compartimento que hay en la parte de arriba. Una tabla de madera se desliza y se pueden ver unas escaleras que llevan a una pequeña sala escondida.)

??? (chica castaña): Pero… ¿Seguro que cabremos las tres aquí? Parece muy pequeño…

Isa: Claro que no cabemos las tres. (Se da la vuelta mirando a las dos chicas y les apoya las manos en los hombros.) Cabéis vosotras dos.

??? (chica rubia): ¿Qué? Pero… ¿Y tú qué vas a hacer?

Isa: No os preocupéis, tengo otro escondite planeado. Ahora entrad, rápido, los guardias están por venir. (Abandona la sala mientras las otras chicas se meten en el armario, y mientras tanto los guardias abren la puerta de una patada.)

Komaru: (Avanza por el pasillo y encuentra a Isa apoyada en una puerta.) ¿Eres tú Isabella Kaon? ¿O eres Crystal? (Se acerca con pasos firmes a Isa y le sujeta del cuello de la camisa.) Bueno, me da igual cuál de las dos seas. Quedas arrestada por no pagar los impuestos. (Le tira al suelo fuertemente y dos guardias la sujetan, poniéndole unas esposas.) Ahora hay que buscar a la hermana.

Isa: (Sonriendo tranquilamente) No os molestéis. No vais a encontrarla; abandonó esta casa hace horas.

Komaru: Tú… (Sujeta a Isa por el pelo y le escupe en la cara.) ¿Te he dado permiso para hablar? Vosotros, buscad por todo este apartamento de mierda. Lo más seguro es que esa niña siga escondida aquí. (Se vuelve a dar la vuelta, mirando a Isa de nuevo.) Y tú… Mira, estos días no han sido los mejores para mí precisamente. Así que voy a desahogarme un poco contigo, si no te importa. (Hace crujir sus nudillos.)

Crystal (chica rubia): (Susurrando, pero muy nerviosa y agitada.) ¿Has oído eso? ¡Tienen a Isa! Tenemos que hacer algo o se la van a llevar.

??? (chica castaña): Cristy… Entiendo que quieras hacer algo, pero Isa quiere que te quedes aquí… Si sales, te cogerán a ti también…

Crystal: ¡¿En serio quieres dejarla morir?! ¡Ella te rescató! ¡Te dio un hogar! ¡¿Y ahora vas a quedarte aquí escondida?!

??? (chica castaña): ¿Qué? No, no es así… Mira, si quieres saldré yo e intentaré… Hacer algo, pero tú quédate aquí, ¿vale? Espera…

Crystal: ...no. Voy a ir yo. Alguien tiene que quedarse aquí e ir a pedir ayuda lo antes posible, y yo no voy a dejar a mi hermana tirada. No puedo. (Baja y abre el compartimento del armario para salir, y cuando lo tiene casi cerrado se vuelve hacia la otra chica.) Así, que, Aika… ¡Haz lo que tienes que hacer y rescátanos lo antes posible!

??? (Aika): ¡Cristy, no! (Intenta bajar las escaleras rápidamente, pero Crystal cierra el compartimento y usa el palo de una escoba para atascarlo. Sin embargo, Aika sigue dándole golpes a la puerta de madera hasta que oye gritos de Crystal al otro lado.)

Crystal: ¡Eh, cabrones! ¡Ya me tenéis, ¿estáis contentos?! Ahora vais a poder hacernos… Lo que sea que le hacéis a todas las personas que os lleváis. No sé qué es pero… Lo que sí sé, es que es algo tan vomitivo como vosotros. Y tú… (Señala a Komaru, quien está dándole puñetazos a Isa.) Que sepas que tu pelo me repugna casi tanto como tú.

Komaru: ¿Ah, sí…? (Chasquea los dedos y dos guardias sujetan a Crystal, mientras Komaru saca una jeringuilla de su cinturón de armas.) ¿Sabes lo que es esto? Lo hice yo misma con venenos de muchas plantas. No es mortal, pero te mantendrá en agonía por unas cuantas horas… A ver si eso te enseña a no ser una zorra que habla cuando no tiene que hacerlo. (Acerca la aguja al brazo de Crystal.) Oh… Y también habrá una dosis para tu hermana, por supuesto.

(Se oyen varios gritos mientras se ve a Aika dentro de la sala; ya ha dejado de dar golpes y está en una esquina temblando de miedo.)

Komaru: Hay que joderse… Primero, mi supuesta “mejor amiga” me quita la espada que me iban a dar a MÍ como recompensa especial… Y encima se une a un grupo de babosas rebeldes… Y ahora me obligan a ir por ahí recogiendo gentuza pobre que no vale para nada.

(Se ve a Crystal e Isabella en el suelo, temblando con los ojos en blanco y sangrando por la boca, con las venas de la frente y las extremidades latiendo bruscamente.)

Komaru: Bueno, vámonos ya. Aún tenemos mucho trabajo esta noche. (Sale del apartamento junto con los guardias, quienes llevan a Isabella y Crystal, y cierra la puerta de un portazo. Se ve el apartamento con todas las cosas rotas y tiradas por el suelo.)

Aika: No… Isa… Cristy… (Gatea de nuevo hacia la parte del compartimento que está atascada.) Mierda, tengo que hacer algo… ¿Cómo salgo de aquí? (Se da la vuelta a examinar el pequeño espacio y consigue ver una caja de herramientas en una esquina, así que avanza hacia ella y saca un destornillador y varias herramientas más.) Tranquilas… Os salvaré...

[OPENING]

(La escena cambia a la cocina del templo subterráneo Nakamura, en donde se encuentran Saori y Karen sentadas, una semana después de lo sucedido en el anterior capítulo.)

Karen: Mi hermana Nicole suele estar contradiciendo todo el rato a todo el mundo. No me suele hacer caso y por eso se suele meter en muchísimos problemas. Sólo hace caso a Yuna… (Suspira.) Y bueno, es bastante agotador tenerla de hermana menor. Pero al fin y al cabo… es mi hermana. (Hace una pequeña pausa.) ¿Y tu hermana Sanae-chan?

Saori: Bueno, Sanae… es muy delicada. Eso hace que me dé mucho miedo que vaya sola por ahí… Y apenas sabe hacer algo útil con sus poderes para defenderse. No quiero que se vuelva a separar de mí nunca… Pero es bastante obediente conmigo, a veces es un poco cabezota y energética, pero me suele hacer caso. (Suelta una pequeña risa.) Perdona, acabo de recordar una cosa que hizo ella de pequeña...

Karen: No quiero sonar impertinente, pero, ¿podría escuchar esa historia? Me ha entrado curiosidad.

Saori: No te preocupes, te la contaré sin ningún problema. Pero no le cuentes nada a ella, le da mucha vergüenza… (Suelta una risa.)

(Mientras Saori cuenta su anécdota sobre cómo Sanae intentó hacer de comer ese día, destrozando la cocina, y Karen escucha atentamente, se puede ver a Josh junto a Ayaka, Nora, Akane y Sanae en la habitación de él. Wakinoshita le está mordiendo la pierna al chico, mientras las demás ríen.)

Josh: ¡En serio, cada día le tengo más asco a tu rana! (Sacude la pierna, intentando quitársela de encima.)

Ayaka: (Rápidamente deja de reír e hincha sus mofletes.) ¡EH, PARA! ¡Lo único que vas a hacer es hacerle daño! (Josh para de sacudir su pierna, y Wakinoshita salta hacia su dueña.) ¿Te has mareado? Ay tranquilo... (Abraza a Wakinoshita.)

Sanae: Con lo mono que es… (Suelta una risita.)

Josh: Muy bien, pero que me ha llenado el pantalón de babas… ¡Ahora me lo pagas, Ayaka!

Nora: (Riendo a carcajadas.) ¿Sí, con qué dinero? Anda, dámelo y te lo limpio.

Josh: (Levanta una ceja, algo sorprendido.) No me apetece quedarme en calzoncillos delante tuya, la verdad.

Nora: (Ríe aún más, y le da una sonora palmada en su espalda.) Eres imbécil.

Josh: ¡Ay, esa me ha dolido! Joder, menudo día me espera… Voy a cambiarme. (Sale de la habitación.)

Akane: Yo te acompaño, me estoy cansando de estar aquí metida todo el rato. (Sale también de la habitación.)

Sanae: Yo también voy a salir, quiero intentar convencer a Nicole de que salga un poco… está siempre metida aquí desde que fuimos a por comida y ropa.

Ayaka: Bueno, yo me quedo aquí jugando con Nora y Wakinoshita… ¡Nos vemos, Sanae-chan!

(Sanae sale de la habitación con una sonrisa y se dirige hacia la habitación de Nicole.)

Sanae: (Llama a la puerta.) ¡Nicocchi! ¡Nicocchi, ábreme!

Nicole: (Desde la habitación.) Déjame ahora joder… tengo sueño… Y deja de llamarme por ese mote estúpido.

Sanae: (Suspira.) Eres imposible… ¡Sólo quiero que salgas un poco, llevas días aquí metida!

(Justo en ese momento, llega Yuna con varios productos de limpieza e intuye la situación, por lo que se acerca a la puerta.)

Yuna: Nicole-sama… debe de salir con Sanae-sama… No debe de estar tanto tiempo encerrada y sola.

Nicole: (Con voz desganada.) He estado meses así, no me va a pasar nada por unos días…

Yuna: Bueno… está bien… Nicole-sama, si va a pasear con Sanae-sama, podrán ir juntas a por dul-...

(De repente se abre la puerta y sale Nicole, vestida pero despeinada.)

Nicole: (A Sanae.) Bien, ¿vamos ya?

Sanae: (Confusa.) Eh… ¡Claro! (Nicole le da la mano y se van juntas. Sanae gira la cabeza para ver una vez más a Yuna.) Graciaaas…

Yuna: (Sonríe.) ¡No es nada, Shimizu-sama! Simplemente me aprovecho de sus debilidades. (Le giña un ojo y ríe levemente, tapándose la boca con la mano.)

Lucas: (Sale de su habitación, despeinado y en pijama.) Buenos días.

Yuna: Buenos días, Fox-sama. Bueno, tengo que limpiar la habitación de Nicole y luego limpio la suya.

Lucas: Muchas gracias Yuna, pero puedes llamarme Lucas, ¿sabes? (Le guiña el ojo.)

Yuna: (Un poco sonrojada) D-de acuerdo, F-fox-sama… (Entra corriendo a la habitación de Nicole.)

Lucas: (Suelta una risita.) Esta nunca aprenderá a ser un poco informal… Bueno… ¿qué hago yo ahora? (Anda un poco por los pasillos hasta que llega a la puerta de Daniel, donde se detiene.) Hmm… quizás pueda pasar un rato con él… ¿Por qué no? (Llama a la puerta de Daniel.)

(Se ve a Sanae y a Nicole a punto de salir del templo, pero Saori y Karen las detienen.)

Saori: Un momento, ¿A dónde vais?

Nicole: Vamos a comprar dulces a la…

Sanae: (Le tapa la boca a Nicole.) ¡Pero cállateee!

Saori: ¿A la ciudad? ¿Solas?

Karen: ¡Ni se os ocurra! No quiero más problemas. Saori os acompañará por si acaso. A mí me quedan todavía unos días de reposo… Gracias a Yuna la herida se cura un poco más rápido.

Saori: (Mascullando entre dientes.) Y ya me cuesta que salgas en sí… (Ahora en voz alta.) ¡Así que vamos las tres juntas!

Sanae: (Enfurruñada y a regañadientes.) ¡Joo, yo quería ir sola con Nicocchi…!

Nicole: Pareces una niñita de preescolar… (Mascullando entre dientes.) Pero eso no quita que estés tan coñazo, Karen.

Saori: (Ignorando a Sanae y Nicole.) ¡Nos vemos luego Karen!

Karen: Hasta luego, Saori. (Sonríe un poco.)

(Las tres chicas salen del templo.)

Karen: Bueno… ¿qué estará haciendo Daniel ahora mismo?

(La escena cambia a Nicole, Sanae y Saori, dirigiéndose a la zona urbana pobre de Hanebatan.)

Saori: Veamos… ¿qué había que hacer?

Nicole: Quiero mis piruletas. Sólo me he levantado por eso.

Sanae: Saori me ha hablado de una tienda que vende unas piruletas deliciosas y de cualquier sabor. ¡Y ahora seguramente tengan de piña para celebrar que pronto empieza el verano! Y de mandarina… (Se relame.)

Saori: Bueno, espera que no se destruyera por las explosiones…

Nicole: Puaj. Piña. Yo quiero de fresa y leche, sin rodeos.

???: ¡Eh, esperad!

(Las chicas se dan la vuelta y ven a Josh encapuchado corriendo hacia ellas. Sanae al verlo encapuchado y recordar que Nicole también lleva capucha se pone la suya inmediatamente, sabiendo que van a tener que robar los dulces.)

Josh: Estaba lavando el pantalón y Yuna me ha comentado que os ibais a pasear por la ciudad, así que si no os importa os acompaño. (Mira a Saori.) Ah, y tú… (Le entrega una sudadera con capucha que tiene en la mano.) Creo que necesitas esto. Sin duda te habrán identificado y serás buscada… Al igual que tu hermana.

Sanae: (Sorprendida.) ¿Yo? ¿¡Por qué!?

Nicole: Eres su hermana, si te pillan te interrogarán. Es de lógica. Así que tienes ya otra excusa para taparte con la capucha.

Saori: (Traga saliva.) Tienes razón. Gracias, Josh, llegaste justo a tiempo. (Suelta una sonrisa, se pone la sudadera que le ofrece Josh y se coloca la capucha.) Bueno, pues vamos ya a por los dulces de Nicole, ¿no?

Nicole: Sí. Llevo 3 días sin chicle ni piruetas. He tenido que sobrevivir gracias a los caramelos de menta de Yuna. Puaj.

Saori: Pues venga, si no me equivoco la tienda estaba por aquí...

(Los chicos caminan por las calles pobres de Hanebatan hasta llegar a una zona de ruinas. Saori, quien encabeza el grupo, hace un gesto y todos siguen andando, girando un par de manzanas desde donde se pueden ver calles que no están derruidas.)

Saori: No, no está… Parece que hubo más destrucción que sólo nuestra calle. Aunque no entiendo por qué la teniente estaba tan agresiva. Ir tirando bombas por ahí… Estuve mucho tiempo en los E.X. Warriors y nunca vi algo parecido, al menos no por una razón como esa.

Josh: Bueno, ya sabes que aquí nos buscan a todos. Y digamos… Que no es por cosas triviales, precisamente. (Se rasca la nuca y Nicole le mira de reojo.) ¡Ay! ¿Quién ha sido?

Nicole: ¿Quién ha sido… qué?

Josh: Alguien me ha pinchado… Bueno, da igual… (Se gira hacia Sanae y Nicole.) Pero tenemos más cosas de las que preocuparnos como para que vayáis gastando bromitas, así que no lo hagáis más, ¿vale?

Nicole: Oye, a mí no me mires. Y a San… Naecchi tampoco. No hemos hecho nada.

Sanae: (Se le iluminan los ojos y mira a Nicole emocionada.) ¡¿Naecchi?! (Mira a Josh, que tiene una expresión enfadada, y se pone los brazos detrás de la espalda.) O-O sea, yo tampoco he hecho nada, Mujitsu-senpai.

Saori: (Suspira.) Bien. Creo que esta excursión no ha tenido mucho sentido, y sería muy arriesgado quedarnos más tiempo aquí, así que… Volvamos a la base.

Sanae: ¡¿Qué?! (Mientras Saori empieza a caminar, Sanae la sigue en un lateral, intentando convencerla de no volver al templo aún.) ¡Por favor, hermanita! ¡Quiero ver un poco la ciudad, hasta hace nada apenas salía de casa! ¡Por faaaa!

Saori: (Se para en seco.) No, Sanae. He dicho que no y va a ser que no. A ver si aprendes de una vez que no puedes ir por ahí a tus anchas; ya has visto lo peligroso que es. Casi morimos dos veces.

Sanae: Pero…

Saori: ¡Nada de peros! (Mira a Josh.) ¿Tengo razón o no tengo razón?

Josh: Eh… Bueno, es cierto que es peligroso, pero… ¿No debería acostumbrarse? Es decir, tenemos que sobrevivir aquí, y…

Nicole: (Le tira de la camisa a Josh.) ¡Venid aquí, rápido! (Señala hacia la esquina de la calle, que conecta con la parte no derruida del barrio. Todos la siguen y se asoman a la calle.) Creo que tenéis que ver esto.

(En la calle se observa cómo las personas que caminan por ahí se separan del centro del camino para dejar pasar a una carroza con una jaula llena de mujeres desnudas, conducida por un demonio de pelo castaño y ojos azules. Se enfoca la cámara a dos mujeres en concreto: una de pelo rubio y otra de pelo naranja. La de pelo rubio está continuamente tosiendo y vomitando, y la de pelo anaranjado mira hacia todos lados muy preocupada y angustiada.)

Sanae: (Asustada.) ¿P-pero qué es esto? ¿Es cosa del Gobierno? (Abraza a Saori fuertemente.) T-tengo miedo… No quiero estar ahí si me pillan…

??? (Demonio): (Tose un poco y saca un micrófono.) ¡Disculpad, por favor! ¡Un poco de silencio! (Todos los presentes callan y observan al hombre.) Muchas gracias. Bueeno, como ya sabrán, hay algunas personitas lo suficientemente tacañas como para no pagar los impuestos y quedarse su dinero para ellos sólos… ¡y para eso estoy yo impartiendo justicia, y salvándoos de esos malvados y avaros plebeyos! Y como ya es costumbre, voy a nombrarlos, uno a uno… Bueno, en este caso una a una, hehe… Para que sepáis con qué clase de bichos os juntábais. Veamos… (Saca una larga lista con nombres.) Kayo Megumi… (Observa la jaula y mira a una joven de pelo rosa inconsciente.) presente. Sara Harukumo… (Observa otra vez la jaula, esta vez a una joven de pelo morado con una horquilla de mariposa. Al observarla, le sonríe y lanza una pequeña risita. Ella lo mira con cara de enfado.) presente. Isabella Kaon…

??? (Sara): (Mascullando entre dientes.) Ni se te ocurra volver a mirarme así, puto guarro.

??? (Demonio): (Ha escuchado lo que ha dicho la chica, y deja de revisar a las demás de la lista para observarla. Se levanta de su sitio para rápidamente acercarse a la jaula y cogerla de la cara, clavándole sus uñas en las mejillas. A pesar de su agresividad, él la mira con una mirada burlona y seductora.) Pero mira qué tenemos aquí… Además de ser una tacaña, ¡tienes la poca vergüenza de quejarte e insultarme! ¡Qué maleducada! ¡Amigos de Sara, deberíais avergonzaros un poco! Ups, si es que tienes, claro… (Suelta una risa mientras el resto de la calle también ríe —algunos realmente y otros fingiendo—, clavándole más las uñas haciendo que empiecen a sangrar sus mejillas. Acerca la cara de Sara a la suya para susurrarle.) Esto te va a costar caro, pequeña. Quizás un pequeño souvenir de mi parte sólo para tí. (La suelta agresivamente y esta cae al suelo, tirando a otra chica. El demonio vuelve a su sitio.) Perdonad la interrupción, sigamos el listado… Crystal Kaon…

(Mientras el hombre sigue nombrando a las mujeres, se ve a nuestros protagonistas observando todo escondidos.)

Sanae: (Observando todo traumatizada y abrazada a Saori.) N-no puede ser… ¿y decide humillar a esas pobres mujeres? S-son asquerosos… (Solloza.) E-encima, tiene los huevos de decir que es porque son tacañas, ¡¡PROBABLEMENTE ESAS CHICAS ERAN POBRES Y NO TENÍAN NI PARA COMER Y LOS HIJOS DE PUTA DEL GOBIERNO-...!! (Rápidamente Saori le tapa la boca. Intenta zafarse del agarre de su hermana, sin conseguirlo.)

Saori: (Susurrándole a su hermana.) No grites… Sé que esta situación es muy injusta, pero estamos rodeados de gente y no podemos arriesgarnos a que alguien nos escuche. (Le destapa la boca a su hermana.)

Sanae: (Hablando más flojo que antes e hiperventilando.) Pero, ¡tenemos que hacer algo! No puedo saber que ese imbécil está haciéndole… eso a esas pobres mujeres… (Muy alterada, al borde de las lágrimas.)

Josh: Sanae… (Frunce el ceño y apoya una mano en el hombro de la chica, para intentar reconfortarla.)

Saori: Mira, he estado mucho tiempo en E.X Warriors… sé quién es ese hombre. Todavía no estamos capacitados como para luchar contra él; tenemos que volver al templo.

???: No.

Saori: Sanae, escúcham…

Sanae: E-Eh… Yo no he hablado… (Todos miran a Nicole, puesto que la voz que se ha escuchado es femenina.)

Nicole: A mí no me miréis. Tampoco me hace ilusión precisamente dejar a esas mujeres con ese cerdo, pero si no podemos, no podemos.

???: Aquí abajo… (Todos miran al suelo y se puede ver que en la sombra de Josh hay unas siluetas que representan dos ojos y una boca.) Sé que esto puede parecer un poco raro, pero…

Nicole: Nos han pillado.

Sanae: ¿Qué…? Pero, ¡es una sombra, no podemos hacer nada contra eso!

Nicole: Si mi hermana estuviera aquí…

Josh: Callaos. (Mira su propia sombra y se queda pensativo un momento.) No es una sombra. He visto estos poderes antes… (Mira hacia un lado un poco nervioso.) Es una persona, y si fuera del Gobierno ya nos habría atacado; no tenéis por qué preocuparos.

Nicole: A lo mejor es una trampa. Estaré atenta por si acaso, y al mínimo movimiento… (Cierra el puño con fuerza.) Bye-bye.

???: Por favor, entiendo que desconfiéis de mí, pero… He oído todo lo que habéis hablado. Sois fugitivos, ¿verdad? Y parece que vosotros sois los que luchasteis contra la teniente hace una semana. Salisteis en todos los periódicos… Necesito vuestra ayuda.

Saori: ¿Nuestra ayuda? Pero, ¿para qué…?

???: En esa carroza hay dos amigas mías… Y están ahí por mi culpa. Intentamos ocultarnos, pero debí haber estado más atenta… Gracias a mí las cogieron.

Nicole: No es nuestro problema. No podemos enfrentarnos a ese loco; ya habéis oído a Saori.

Sanae: ¡Pero tenemos que ayudarla! ¿No la habéis oído? Y ahí no solo están sus amigas, hay decenas de mujeres que no han hecho nada malo… ¡Por favor, Nicocchi…!

Nicole: (Se le queda mirando con una expresión molesta y luego mira a Saori, que encoge los hombros. Después dirige su mirada a la sombra de Josh.) Tú. ¿Cómo te llamas?

??? (Tsuki): Bueno… Creo que no debería decir mi nombre, por si acaso. Perdón… Mientras tanto, podéis llamarme “Tsuki”.

Sanae: Encantada, Tsukicchi. (Le sonríe a la sombra.) ¿Sabes más o menos dónde podrían llevar a todas esas chicas?

Tsuki: B-bueno… No. Lo siento…

Nicole: Si no sabemos a dónde van es imposible que las rescatemos. Y seguirles por las calles sería muy obvio; nos detectarían.

Sanae: Pero... ¡podemos preguntar a los demás si saben algo! Aparte, si ese tipo es tan fuerte, ¡quizás si nos ayuda gente podríamos mínimo rescatar a las chicas! Por favor…

(Se ve a Saori de brazos cruzados sin decir nada, y con expresión de preocupación.)

Tsuki: ¡Por favor! ¡Haré lo que haga falta, pero ayudad a mis amigas! Ellas lo son todo para mí… Me acogieron a luego de que mi mejor amigo me abandonó…

Josh: (Prácticamente interrumpe a Tsuki.) Venga, a mí me parece bien. Vamos. (Sale de la calle derruida.)

Saori: Bueno… No me termina de convencer, pero está bien. (Mira a Josh alejarse.) Vamos…

(La escena da una panorámica del lugar, con los protagonistas saliendo de la calle y al demonio un poco más lejos en la carroza.)

(La escena cambia a la base del Templo Nakamura, en la cocina. Se encuentran todos los chicos excepto Akane, y se les ha explicado todo lo ocurrido en la calle.)

Daniel: P-pero… ni siquiera sabemos qué hacen con los que no pagan los impuestos… ni a dónde los llevan…

Lucas: A mí no me cuadra mucho. ¿Para qué cojones vais a querer salvar a unas tías que ni conocéis? ¿Porque sí?

Tsuki: Oye, no… ahí hay dos amigas mías…

Lucas: Hombre Sanae, no sabía que tenías amigas… (Se ríe él sólo ante su propia gracia.)

Sanae: No lo he dicho yo, lo ha dicho Tsuki. (Señala la sombra de Josh. Lucas se levanta para observarla y ve la cara que tiene su sombra.)

Tsuki: L-lo siento, no recordaba que no me habíais mencionado… Llamadme Tsuki, chicos. Mis amigas han sido secuestradas, y necesito que me ayudéis, por favor…

Lucas: ¡¿Pero qué cojones es esto?! ¡¿Y de verdad habéis dejado entrar a alguien que no conocéis?! ¡De verdad, estáis gilipollas! ¡Puede ser perfectamente una trampa del Gobierno o algo!

Nicole: Eso mismo pienso, pero son demasiado buenazos… Ah.

Karen: Pero si ibais tapados con una capucha… no creo que sepa quién sois.

Tsuki: Os estoy escuchando… y por favor, no es ningún plan malvado del Gobierno… es la verdad… (Con la voz rota, parece que intenta no llorar.)

Lucas: Bueno, pero aún así yo no tengo ni idea de dónde llevan a toda esa gente. Se supone que a los calabozos, pero yo no me lo creo. Así que no sé qué mierda vamos a hacer. (Se dirige a la sombra de Josh.) No podemos hacer nada. Así que si realmente es lo que tú dices, lo siento.

Akane: (Se dirige a la cocina.) Chicos, tenéis que ver esto. (Pone en la mesa un sobre.) Me acaba de llegar esta carta. Siento interrumpir el tema principal. (Abre el sobre y ve que dentro hay un mapa de Hanebatan plegado, el cual despliega.) ¿Un mapa de Hanebatan? ¿Para qué?

Tsuki: Déjame ver…

Akane: ¿Quién ha sido?

Tsuki: Aquí… (Akane mira a la sombra de Josh.) Llámame Tsuki.

Josh: Es una larga historia, pero ahora solo enséñale el mapa. Luego te explicaremos.

(Una Akane confusa le pone a la sombra de Josh el mapa para que lo mire. La sombra se queda muda del susto.)

Tsuki: ….hay una zona dentro del bosque rodeada. Y al lado… está un dibujo de varias mujeres desnudas en una jaula. Pero… ¿quién os ha mandado esto?

Nora: Déjame ver… (Akane le pasa el mapa a Nora, a la cual se le hace un nudo en la garganta.)

Ayaka: (Se asoma para ver.) Este sitio… ¿es donde…?

Nora: Sí. Chicos, conozco este lugar. Siempre nos ha dado miedo a Aki y a mí. No me extrañaría que ahí encerrasen a las chicas, pero… tampoco me extrañaría que fuese una trampa.

Saori: ¿Entonces, qué debemos hacer?

Tsuki: ¡Ir allí, claro está! Al menos, habrá que confiar…

(Se hace una pequeña e incómoda pausa en el grupo.)

Yuna: (Se había mantenido ausente en la conversación, limpiando la encimera de la cocina y los platos, pero había estado escuchando todo.) Creo, al igual que Tsuki-sama, que… si fueran del Gobierno, ya estaríamos arrestados. El Gobierno suele ir al grano, no le gusta mucho el esperar para capturar a la gente, si os dais cuenta. Así que, por mi parte… debemos confiar…

Sanae: ¡Sí! ¡Yuna tiene razón! Y además… cuando vi a todas esas mujeres en esa jaula… no sé… no puedo dejarlas a su suerte. Y sólo he visto una parte de lo que les hacen… no quiero imaginar lo que les pasará cuando lleguen allí… (Le da un escalofrío y abraza a Saori.)

Saori: (Acariciando el pelo de Sanae.) Bueno… está bien. Pero debemos ir todos. Así hay más probabilidades de huir en caso de ser una trampa, nos podríamos ayudar…

Yuna: P-pero Karen-sama…

Karen: No te preocupes Yuna, estoy prácticamente curada. Puedo ir perfectamente. Aunque de todos modos vas a venir tú también.

Yuna: ¿A-ah? Es verdad, hehe…

Nicole: Pero Yuna, no te quedes sola mucho rato, ¿eh? Yo te puedo cubrir si alguien sale herido.

Yuna: ¡Por supuesto, Nicole-sama!

Akane: Pero yo me tengo que quedar… el templo es mío. Lo siento. Tengo que cuidarlo.

Nora: Bueno… debemos prepararnos muy bien; esta misión va a ser muy complicada. A medianoche partiremos a la mansión.

(La pantalla se vuelve negra y la escena cambia a la entrada del templo, ya de noche. Todos los chicos están preparados con ropa deportiva, y algunos de ellos con armas.)

Karen: Bien… ¿estáis listos ya?

Nora: ¿Qué pregunta más tonta es esa? (Ríe un poco e invoca un rubí afilado de su mano.) Vamos, antes de que nos vea algún guardia.

Yuna: (A Akane.) ¿Está segura de que no necesita ayuda, Nakamura-sama?

Nicole: Yuna. No. (La coge del brazo y se la lleva.) Vamos ya, que hay un buen trecho de aquí a la mansión.

Akane: Bueno, pues adiós. (Entra al templo.)

(El resto de chicos andan hacia el bosque hasta perderse entre la vegetación.)

(La escena cambia a unos calabozos, con varias chicas desnudas y encadenadas, cada una con un número en su estómago. Entre ellas se encuentran Isabella y Crystal. Crystal se encuentra amordazada e hiperventilando, mientras Isabella intenta calmar a las demás chicas.)

Isabella: C-cristy, cálmate… (La joven de cabellos anaranjados tenía una herida bastante profunda en uno de sus brazos del que caía algo de sangre.) Y todas, chicas. No nos va a ocurrir nada, ¿sí? (En su rostro intentaba mostrar algo de esperanza pero claramente se podía divisar el miedo que en realidad tenía.)

(De un momento a otro, el hombre de nombre Akarui, entra en la sala en donde las mujeres se encontraban, con un látigo entre sus manos y con la chica de cabellos morados, la cual está inconsciente, desnuda y maniatada, y la tira al suelo en medio de las demás chicas.)

Akarui: Vaya, mis pequeñas invitadas han despertado. ¿Estáis disfrutando de vuestra estancia aquí? (Al no recibir respuesta por ninguna de las jóvenes, el hombre agita el látigo que llevaba entre las manos dando a cada una de las caderas de las chicas, provocando que estas suelten un leve grito.) ¿Por qué os quejáis tanto? Aaw, ¿tenéis envidia de vuestra compañerita, que ha tenido su fantasía privada? Ya sé que todo el mundo quiere estar a solas conmigo, pero… No se puede tener todo en esta vida, chicas. (Hace una pequeña risita seductora.) Ah… ¿Quiénes querrán compraros, y qué harán con vosotras? La verdad es que os echaré un poco de menos… Pero bueno, afortunadamente para vosotras he venido para haceros unas pruebas, no vaya a ser que un comprador se queje por tener una esclava defectuosa. (Ríe otra vez.) Bueno… ¿por dónde empezamos? (Mira a Isabella.) Ehehe… Ante la duda la más tetuda, ¿no? (Se relame, y se ve la cara de Isa asustada y unas lágrimas caen de su rostro.)

(La escena cambia de nuevo, se puede divisar la mansión de la cual anteriormente se vió el interior. Nuestros protagonistas llegan a las puertas del lugar y se esconden entre la vegetación, pero en sus rostros se ve cierta preocupación pues ninguno quiere entrar al lugar.)

Lucas: Bueno, ya estamos aquí. No nos vamos a echar para atrás justo ahora, ¿no?

Yuna: N-no… Simplemente es que… Hay que pensar cómo entrar… hay varios guardias en la entrada merodeando.

Tsuki: Mmm… ¿Y si nos intentamos colar por otro sitio? Aquí es dónde más guardias hay, o eso creo. Es mejor que vayamos a la parte trasera de la mansión…

Nora: Tsuki tiene razón. Vamos.

(Los chicos rodean la mansión corriendo, entre los arbustos y árboles para no ser vistos.)

Lucas: Mierda… la valla no creo que esté sin un sistema de seguridad. (Coge una piedra del suelo y la tira a la verja. Cuando los dos objetos hacen contacto, saltan unas chispas y la piedra explota en pedazos.) Está electrificada.

Josh: Eso no es un problema... Sólo necesito… El momento exacto para… (Observa de lejos un guardia, el cual camina un poco por ahí pero luego se aleja hacia otro sitio. En ese momento, Josh sale del escondite para dirigirse a las rejas de la mansión, las cuales toca con la palma de su mano durante un pequeño rato. Le da un pequeño calambre y luego les hace una seña a los demás chicos para que vayan corriendo. Acto seguido, escala la valla para entrar en los jardines de la mansión y esconderse en unos setos, al igual que el resto de chicos los cuales se esconden en el mismo seto.)

Sanae: Bien, hemos conseguido entrar a los jardines. Pero, ¿ y ahora qué? Hay un guardia vigilando por aquí aún así y si tenemos que colarnos sería por una ventana… Y no creo que podamos escalar todo eso rápidamente sin que nos vea y nos detenga...

Nora: Hmm… Creo que tengo un plan, chicos. Tenemos que actuar rápido, vamos.

(La cámara enfoca al guardia, andando y observando todo a su alrededor. Entonces, ve en unos setos del jardín una especie de fuego. Extrañado, el guardia va hacia los setos, conforme se acerca el fuego va extinguiéndose, pero aún así sigue caminando hacia los setos. En cuanto llega, un destello de luz lo ciega mientras que recibe una descarga eléctrica que lo deja inconsciente.)

Nicole: (Examina el cuerpo para quitarle el equipamiento que llevase.) Puá, de los E.X. Warriors, menos mal. Si fuera experto no habría sido tan fácil. Vamos, Daniel, toma. (Sale un guardia exactamente igual que el desmayado, coge las armas que le entrega Nicole y se las guarda.)

??? (Daniel): Esto… ¿D-de verdad tengo que estar todo el rato aparentando ser un guardia? ¿Y-y si descubren el cuerpo inconsciente? ¿O él se despierta?

Lucas: Anda, no te rayes por eso, que seguro que sale bien. La semana pasada tuviste que luchar, incluso. Además, el tío está bien escondido.

Karen: Lucas tiene razón, no te subestimes tanto.

Saori: Bien, pues los demás vamos ya. Nora está creando un mecanismo para poder escalar mejor.

(Se ve a Nora, la cual está tocando la pared de la torre y generando gemas que sobresalen de la pared como si ésta fuera un rocódromo.)

Nora: Vamos, a escalar. No puedo hacerlo más fácil.

Ayaka: ¡Vamos, vamos, vamos! (Ayaka es la primera en escalar, con Wakinoshita agarrado a su cuello.)

(Detrás suya le siguen el resto de personas, siendo Sanae la última. Ésta traga saliva y se la ve con una expresión de miedo, pero decidida a dar justicia. Entonces, ella escala la pared también, con algo de torpeza. Sin embargo, logra llegar arriba y Nicole la ayuda a levantarse y entrar en la habitación.)

Lucas: ¿Y ahora dónde estamos?

Ayaka: (Merodeando por la habitación.) Hmmm… parece un despacho… (Abre un cajón y saca una especie de correa con una bola de plástico roja.) ¡Anda, qué collar más curioso!

Wakinoshita: ¡Un collar!

Nora: (Observa a Ayaka, y su cara se sonroja sobre manera y le quita enfadada el objeto que su hermana tenía.) ¡¡AYAKA, NI SE TE OCURRA!! ¿¡ESTÁS TONTA O QUÉ!? (Guarda el ‘’collar’’ en un cajón.) ¡¡NI SE TE OCURRA A-!!

Yuna: (Susurrando.) ¡Shh! Sería mejor que no gritaran… Nos podrían escuchar y… Si hablan, es mejor que susurren.

Nicole: ...Esto tiene que ser el despacho del gilipollas que vimos esta mañana. Mirad. (Enseña una foto del escritorio donde hay una chica en ropa interior. No se le ve la cara porque la tiene tapada con una máscara de lucha libre.) Esto es demasiado depravado como para ser de otra persona.

Saori: (Traga saliva.) Yo ya sabía que era muy extraño y… “Ligón” con mis compañeras y conmigo, cosa que me incomodaba… Pero no sabía que fuera capaz de fotografiar a una chica de esta forma… Y encima tener la foto en su despacho…

Tsuki: Disculpad, pero… creo que ahora no sería lo mejor analizar todo el asunto, sino buscar dónde podrían estar las chicas para rescatarlas… Ya sabéis, mis amigas…

Josh: Tienes razón, Tsuki. El problema es que no sabemos orientarnos aquí… y la carta que mandaron no daba un plano de la mansión.

Sanae: Un momento chicos… (Hay un pequeño silencio.) Creo que se escuchan pisadas…

Nora: Mierda… ¡Esconderos en donde sea, vamos! (Se esconde rápidamente debajo del escritorio.)

Wakinoshita: (Buscando el collar en el cajón.) Collar boniitooo…

Ayaka: ¡Wakinoshita! (Le agarra del brazo y se esconde detrás de una estantería, mientras los demás se esconden en diversos lugares de la habitación.)

(Entra Akarui en la sala, cerrando la puerta tras de sí.)

Akarui: Waah, qué cansancio. Hoy he trabajado mucho… (Ríe de forma pícara, y se dirige hacia el escritorio para sentarse en la silla.)

Nora: (Pensando.) Mierda… (Se aparta levemente y con cuidado del asiento, intentando que Akarui no note su presencia.)

Akarui: (Se sienta en el escritorio con las piernas encima de la mesa, aliviando ésto a Nora.) Bueeeno… Creo que es el momento de descansar un poco. (Sonríe burlón, sacando del cajón el famoso “collar”.)

Wakinoshita: ¡Collar boniiitooo! (Sale corriendo de su escondite, lanzándose hacia Akarui para jugar con el objeto.)

Ayaka: ¡Wakinoshita! (Susurra, en un intento de impedirle que lo haga.)

(Afortunadamente, antes de que Akarui pudiese notar la presencia de alguien, escuchó cómo lo llamaban por medio de la pantalla de su escritorio, la cual amplió mostrando a un guardia. En ese momento, Nora aprovecha para rápidamente agarrar a Wakinoshita y meterlo en su escondite, aprovechando que estaba cerca.)

Akarui: A ver, tú qué quieres ahora.

Guardia: Haku-sama, viene alguien a visitarle

Akarui: ¡Pues dile que no venga! ¡Estoy en mi hora de descanso! (Mostró una cara molesta y resopló.)

Guardia: La visitante es la Teniente Bakudan, señor.

Akarui: (Su expresión de enfado de repente cambió a un leve rubor.) Bueno, ella será una pequeña excepción… Ahora voy, en cuanto termine unas cosas. (Cuelga la pantalla y se dirige hacia la ventana, desplegando sus alas.)

(Cuando Akarui sale de la habitación, esperan unos segundos antes de salir de sus escondites todos.)

Sanae: (Suspira.) Ah… eso estuvo muy cerca…

Josh: (Enfadado.) Ayaka, controla de una vez a tu rana porque casi nos delata el cabrón. (Resopla.)

Ayaka: L-lo siento… (Abraza a Wakinoshita con fuerza.) ¡No vuelvas a hacer esas tonterías!

Wakinoshita: ¡Tonterías, tonterías!

Lucas: Bueno, pero tenemos probablemente poco tiempo antes de que el tipo vuelva. Así que tenemos que buscar una manera de llegar a donde estén las chicas.

Nicole: El mapa sólo indicaba dónde estaba la mansión, pero nada más.

Karen: ¿Deberíamos inspeccionar mejor el despacho? Quizás haya un pasadizo secreto o algo… No sé.

Sanae: ¿Y si nos separamos… en dos grupos… para… bueno, inspeccionar… no? (Lo dice un poco en voz baja, como si le diera vergüenza decirlo por si le decían que no.)

Tsuki: Um… Creo que sí es buena idea…

Nora: Vosotros cuatro, venid conmigo. (Señala a Sanae, Tsuki, Nicole y a Josh.) Vamos a inspeccionar las plantas de arriba. El resto, inspeccionad las plantas de abajo y los sótanos si hay. ¿Entendido?

Josh: (Rueda los ojos.) Entendido, jefa. (Dice con sarcasmo.)

Nora: (Suspira.) Eres un coñazo. (Sonríe levemente y se dirige hacia los otros 4 chicos.) Tened cuidado, ¿vale?

Ayaka: ¡No te preocupes hermanita! ¡Todo saldrá bien! (Coloca a Wakinoshita en su hombro.)

Lucas: Bueno, vámonos ya. No quiero estar hablando y hablando todo el rato que al final nos pillan. (Sale del despacho, seguido de Ayaka, Karen y Yuna. Saori lanza una mirada de preocupación hacia Sanae antes de salir también.)

Nicole: Bueno, vamos nosotros también. (Sale del despacho junto a los demás compañeros.)

(La escena se divide en unos segundos para ver a ambos grupos caminando por pasillos. Al poco rato, la escena sólo muestra al grupo de Ayaka, Karen, Yuna, Saori y Lucas.)

Ayaka: ¡Bien, vamos a mirar en esta sala! (Va corriendo a abrir una puerta.)

Karen: (Susurrando.) ¡Silencio! (La coge del brazo antes de que haga nada.) Hay que tener cuidado… Podrían pillarnos.

Lucas: Bah, a quién le importa. (Se adelanta a abrir la puerta pero justamente se ve a un guardia llegar por el final del pasillo.) ¡Mierda, escondeos! (Entra en la sala y le siguen Ayaka y Karen.)

Yuna: ¡P-pero, señorito Fox, tenga más cuidad- (Se calla rápidamente al escuchar que hay un guardia cerca, y sigue a los demás dentro de la sala, junto con Saori.)

(En la sala donde entran se pueden ver muchísimos cadáveres de mujeres amontonados entre varias montañas de basura, con un respiradero al fondo y las paredes manchadas de sangre y vísceras.)

Karen: (Se queda petrificada.) ¿Q-Qué es esto…?

Saori: Me estoy empezando a encontrar mal… Vámonos de aquí.

Yuna: ¡Pero, Shimizu-sama, hay un guardia fuera…!

Lucas: ¡Pues nos pegamos con él! Nadie quiere seguir en este sitio de enfermos.

Ayaka: ¡Chicos, Wakinoshita está oyendo algo! (Señala a la rana, la cual está con la cabeza pegada en el suelo.)

Karen: ¡Ayaka, ahora no es momento de hablar de tu rana, vámonos! (La coge por el brazo, haciendo ademán de salir de la sala.)

(De pronto comienza a sonar una alarma por toda la sala, y la puerta de salida se cierra con pestillo justo cuando Karen va a alcanzarla. Una luz roja comienza a iluminar la sala intermitentemente y el suelo tiembla.)

Saori: Esto me da muy mala espina… Siento una gran fuente de poder debajo del suelo.

(Una ranura del suelo comienza a abrirse poco a poco, desprendiendo un intenso calor.)

Lucas: ¡¿PERO QUÉ COJONES?! (Tambaleándose.)

Yuna: (Corre rápidamente hacia las paredes, y sin pensárselo mucho, se agarra hacia un intestino que cuelga de la pared.) ¡Vamos, agarráos a las paredes!

Lucas: ¿¡PERO DE QUÉ VAS!? ¿¡ESTÁS PUTO LOCA O QUÉ!? (Mira la pared asqueado, y en ese momento se tropieza y casi cae al vacío, pero se agarra a un borde del suelo.) ¡JODER! ¡CADA VEZ HAY MENOS SUELO! (Intenta levantarse nuevamente.)

Karen: ¡¡Yuna, qué estás haciendo!! (Se acerca hacia ella y rápidamente se agarra a Yuna.) Qué asco…

Yuna: ¡¡Karen, vas a hacer que me desequili-! (Antes de poder terminar la frase, se le resbalan las tripas de las manos. Ambas pierden el equilibrio y caen al poco suelo que queda, inevitablemente cayendo al vacío.)

Saori: (Agarrada a la pared.) ¡¡Karen, Yuna!! ¡¡No!!

(Se observa a Lucas y a Saori mirándose desesperados mientras Ayaka está agazapada en una esquina junto a Wakinoshita asustada, para cambiar la escena a Nora, Sanae, Nicole, Josh y Tsuki caminando por los pasillos de la mansión, subiendo unas escaleras con cautela.)

Sanae: (Susurrando y temblando un poco.) H-hace demasiado frío, ¿no creéis?

Josh: Anda, tampoco es para tanto. No seas exagerada…

Tsuki: A mí me extraña que todavía no hayamos encontrado ningún guardia vigilando por dentro…

Nicole: Tampoco es que eso sea una desgracia, precisamente.

Nora: Callad ya, así sí que nos van a pillar. Venga, creo que falta poco para llegar a la próxima planta. (Sigue andando con cuidado, encabezando el grupo.)

(Los chicos siguen subiendo durante un pequeño rato las escaleras, hasta que suena un ruido, proveniente de una las plantas de abajo. En ese momento, se detienen y se miran los unos a los otros.)

Sanae: (Susurrando y asustada.) ¡¿Qu-qué ha sido eso?!

Tsuki: Tengo el presentimiento de que algo malo le ha pasado a los demás…

Nicole: Oh, gracias por decirlo, no lo había pensado en ningún momento. (Suspira.)

Josh: Ahórrate el sarcasmo. Deberíamos ir a ver si están bien.

Nicole: Que vayan Sanae y Nora. Yo paso, y Tsuki está contigo, así que...

Nora: ...está bien. Id investigando las plantas de arriba vosotros. Sanae. (Se gira hacia ella para mirarla.) Vamos, rápido.

(Sanae asiente, y ambas se disponen a bajar las escaleras rápida pero silenciosamente, mientras Nicole, Josh y Tsuki siguen subiendo las escaleras. Mientras tanto la escena cambia a los jardines, y se ve a Akarui salir de la puerta principal con varias vísceras entre las manos y dirigirse a Daniel y a otro guardia.)

Akarui: Bien, bien, mi princesa se irá dentro de poco así que ya sabéis; lo mismo de siempre, hay que despedirla de forma especial. (Le entrega parte de las vísceras al otro guardia y luego se dirige a Daniel.) Fue muy satisfactorio matar a estas dos; gritaron mucho. No tanto como cuando las violé, pero igualmente… (Se relame y echa una carcajada.)

Guardia (Daniel): U-ugh… (Coge las vísceras con una mano mirándolas con asco, y se le caen la mitad.)

Akarui: ¡Joder, qué torpe estás! (Le da una fuerte palmada en la espalda.) Venga, recógelas, que no tenemos todo el día.

Guardia (Daniel): Um… V-vale… (Se agacha a recogerlas mientras Akarui se aleja lentamente hacia el otro lado. Pero de pronto, el demonio abre su puño y de él salen unas llamas verdes. Al mismo tiempo, unas llamas iguales incendian el suelo donde se encuentra Daniel, y éste salta instintivamente para evitarlas.)

Akarui: (Chasquea los dedos y unos guardias rodean a Daniel y le sujetan.) Vaya, pero ¿qué tenemos aquí? A mi princesa le va a gustar esto.

Guardia (Daniel): H-Haku-sama, ¿de qué está hablando? Yo…

Akarui: ¿Te crees que soy tonto? Los trajes de mis guardias son anti-inflamables. Por eso siempre les quemo, para comprobar si hay algún intruso. Y hoy he dado en el clavo. Así que tú te vienes conmigo.

Guardia (Daniel): (Intenta liberarse pero los guardias le aprietan aún más fuerte y le reducen contra el suelo.)

Akarui: Esto será divertido. (Ríe, y su risa hace eco por los jardines mientras la escena transiciona a Ayaka, Lucas y Saori en la sala con el suelo abriéndose, a Sanae y Nora bajando las escaleras corriendo y a Josh, Nicole y Tsuki avanzando por un pasillo.)

[ENDING]

PersonajesEditar

MayoresEditar

MenoresEditar

MencionadosEditar